Ventajas y aplicaciones de los cementos LC3 en África y en el resto del mundo

Materiales de construcción del futuro

El cambio climático es uno de los retos más importantes y urgentes al que se enfrenta la industria internacional del cemento y la construcción con hormigón. Para el futuro se espera que las emisiones de efecto invernadero, sobre todo de CO2 se regulen de forma cada vez más estricta. A esto hay que añadir los elevados costes de la producción de cemento, que se deben al consumo energético asociado a la fabricación de clínker. Debido a estas circunstancias, los investigadores de todo el mundo se esfuerzan en desarrollar nuevas tecnologías para reducir los costes y las emisiones de CO2 netas asociados a la producción y al empleo de materiales de construcción ligados con cemento Los esfuerzos realizados para limitar las emisiones en la fabricación de clínker requieren una reducción de la dependencia de los combustibles fósiles. Asimismo, con la reducción del porcentaje de clínker en el cemento se puede seguir mejorando el balance medioambiental, si se utilizan adiciones de cemento a gran escala. El empleo tan difundido actualmente de escorias de alto horno y cenizas volantes está llegando a sus límites debido a la carencia de recursos suficientes y sostenibles de estos materiales. Por estos motivos, actualmente se están estudiando planteamientos alternativos para optimizar los ligantes. La estrategia más prometedora en este sentido, sobre todo para la industria de los prefabricados, consiste en la sustitución parcial del clínker de cemento portland con la incorporación combinada de arcilla caolinítica calcinada y caliza.

Subscribe to magazine

Contact

Events

28.02.2024 - 29.02.2024
20.03.2024 - 21.03.2024
24.03.2024 - 28.03.2024